Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH) Orientación provisional sobre el reconocimiento y la gestión de coagulopatía en COVID-19

Según observaciones recientes, la coagulopatía suele presentarse en casos graves de pacientes con COVID-19. La coagulopatía es una condición en la que la capacidad de la sangre para coagularse se ve afectada y además se asocia al estado trombótico en sepsis.2 El desarrollo de una coagulopatía es una de las características de pronóstico desfavorable más relevante en los pacientes con COVID-19. Por consiguiente, la ISTH publicó un documento orientativo basado en un algoritmo fácil de usar y en parámetros básicos de laboratorio para proporcionar apoyo en la gestión de pacientes con COVID-19 que presenten coagulopatía, véase el diagrama de abajo.

Algoritmo de la ISTH para la gestión de la coagulopatía en pacientes con COVID-19:

Diagrama de flujo modificado: Algoritmo de ISTH para la gestión de la coagulopatía en pacientes con COVID-19 basado en marcadores simples1

* Si es factible en el laboratorio; puede ser útil después de la admisión del paciente** Aunque no se puede definir un punto de corte específico, un aumento de 3 a 4 veces en los valores de dímero D puede considerarse relevante. Cualquiera de los valores de este cuadro puede considerarse relevante.

¿Por qué se elevan los niveles de dímero D en cuadros severos de pacientes con COVID-19?

El dímero D es un marcador del aumento de los procesos de coagulación en el cuerpo. Los procesos inflamatorios y las infecciones, como los de COVID-19, detonan el sistema de coagulación por medio de células inmunes activadas y una potencial influencia de las citoquinas. En casos graves, esto puede llevar a una condición en la que se desarrollan pequeños coágulos de sangre en todo el flujo sanguíneo que bloquean los pequeños vasos sanguíneos.Este alto número de coágulos de sangre en el cuerpo es degradado por la fibrinolisis. Los productos de degradación de la fibrina (FDP), como el dímero D, son el resultado medible.3

Resumen de la recomendación de la ISTH:

  • Medición del dímero D, el tiempo de protrombina (PT) y el recuento de plaquetas en todos los pacientes sospechosos de tener COVID-19 para decidir el pronóstico de la progresión de la enfermedad.

  • Además, puede ser útil medir el fibrinógeno sérico, de acuerdo con la guía de la ISTH sobre la coagulación intravascular diseminada (CID).

  • La anticoagulación profiláctica con heparina de bajo peso molecular (HBPM) se debe considerar en todos los pacientes (incluyendo los enfermos no críticos) que requieren admisión hospitalaria por infección de COVID-19.

Literatura

  1. ISTH interim guidance on recognition and management of coagulopathy in COVID-19. Thachil J, Tang N, Gando S, et al Journal of Thrombosis and Haemostasis 2020. doi: 10.1111/jth.14810
  2. Toshiaki I. et al. Advance in the Management of Sepsis-Induced Coagulopathy and Disseminated Intravascular Coagulation. J Clin Med. 2019 May; 8(5): 728. doi: 10.3390/jcm8050728
  3. Mukhopadhyay S, Johnson TA, Duru N, Buzza MS, Pawar NR, Sarkar R and Antalis TM (2019) Fibrinolysis and Inflammation in Venous Thrombus Resolution. Front. Immunol. 10:1348. doi: 10.3389/fimmu.2019.01348

Autres produits de HUMAN

HUMAN proporciona a los laboratorios soluciones de pruebas integradas para la hemostasia, ofreciendo reactivos y analizadores HumaClot, tanto semiautomáticos como totalmente automatizados como ayuda en la evaluación económica y precisa de los parámetros de coagulación o fibrinolíticos.