Antibióticos y resistencia a los antimicrobianos

Wiesbaden, Alemania, 26 de Abril de 2021 - HUMAN Gesellschaft für Biochemica und Diagnostica (HUMAN).

Otra opción de mercado según EDL-3  

Resistencia a los antimicrobianos (AMR)

Tomar antibióticos para un resfriado u otra enfermedad vírica no sirve de nada y además puede crear bacterias que son difíciles de combatir. Tomar antibióticos con demasiada frecuencia, o sin motivo justificado, puede producir cambios en las bacterias y, como resultado, los antibióticos pueden perder su eficacia contra ellas. Este fenómeno se conoce como resistencia a los antibacterianos o resistencia a los antibióticos.
Incluso en países occidentales, se considera que un 30% de los antibióticos recetados son innecesarios o no óptimos.1 La prescripción abusiva y el consumo incontrolado de antibióticos en la agricultura producen resistencia a los antimicrobianos (AMR). Según la OMS, la AMR será la principal amenaza para la salud mundial en el siglo XXI y exige una acción inmediata. Debido al surgimiento de la AMR, habrá infecciones comunes que no se podrán tratar. Cada año, más de 700.000 personas mueren por infecciones resistentes a los medicamentos, y se teme que la cifra alcanzará los diez millones en 2050.2     

Lista de Pruebas Diagnósticas Esenciales (EDL-3) y resistencia a los antimicrobianos (AMR)

Durante una presentación de la EDL-3 de la OMS, la Dra. Hanan Balkhy3 (Directora, Control y Prevención de Infecciones, Ministerio de la Guardia Nacional - Asuntos Sanitarios, KAMC-Riad, Arabia Saudí) recalcó la gravedad de la resistencia a los antimicrobianos (AMR). Afirmó que la AMR es una pandemia silenciosa y, además, agravada por la COVID-19, puesto que ha disminuido la financiación para el diagnóstico general pero ha aumentado la prescripción de antibióticos. Explicó que la proteína reactiva C (CRP), la procalcitonina (PCT) y otros parámetros tienen una gran importancia y que, en todos los países, la norma debería ser: "diagnóstico antes que prescripción" de antibióticos. Para concluir, afirmó que en la EDL se mencionarán cada vez más parámetros orientados hacia este objetivo. Por lo tanto, todos debemos hacer de la AMR un tema recurrente en las conversaciones de ventas con nuestros clientes.    

La CRP y la PCT y su importancia en la prescripción de antibióticos

Es fundamental distinguir entre infecciones bacterianas y víricas, ya que solo las primeras responden a los antibióticos. La proteína reactiva C (CRP) se utiliza mucho como biomarcador de la presencia de un proceso inflamatorio y es el marcador más estudiado para distinguir las infecciones bacterianas de las no bacterianas en pacientes febriles. La bibliografía revisada sugiere que, cuando los recursos son limitados, las pruebas CRP pueden ayudar administrar los antibióticos de modo más racional a los pacientes febriles.[4] La CRP se puede determinar cualitativamente con una simple prueba diagnóstica rápida y cuantitativamente con una prueba en un analizador de bioquímica clínica. (Véase HUMAN REF 40040/40042 y REF 11141/11241/11241300/1241600, respectivamente).  
La procalcitonina (PCT), otro biomarcador positivo de infección bacteriana y sepsis, se utiliza cada vez con más frecuencia. A menudo se afirma que la PCT es superior a la CRP y más específica con respecto a la sepsis y a las infecciones bacterianas. Esto se debe a que la PCT empieza a aumentar antes y regresa a una concentración normal más rápidamente que la CRP, lo que permite un diagnóstico más temprano y una mejor monitorización del avance de la enfermedad.5 (Véase el kit de ensayo PCT HumaCLIA SR (REF 85820) de HUMAN que se utiliza con el sistema HumaCLIA 150 (REF 15910); el kit estará disponible en el segundo trimestre de 2021).  

Resistencia a los antimicrobianos (AMR) – información contextual complementaria

Son las bacterias, no los seres humanos o los animales, las que se vuelven resistentes a los antibióticos. Las infecciones con bacterias resistentes son más difíciles de tratar que las causadas por bacterias no resistentes.
Un informe reciente sobre resistencia a los antimicrobianos defiende la necesidad de realizar pruebas que identifiquen las infecciones víricas y las bacterianas, ya que solo estas últimas responden a los antibióticos.El equipo de revisión afirma que estas pruebas podrían poner fin a las llamadas "recetas por si acaso", en las que se prescribe una gran cantidad de antibióticos innecesarios. Según este informe, ya existen pruebas diagnósticas rápidas que pueden reducir la prescripción de antibióticos.
Por ejemplo, los análisis de sangre para la detección de proteína reactiva C (CRP) pueden aportar indicios sobre si la infección es probablemente bacteriana. Aunque estas pruebas no son perfectas, están muy difundidas desde hace años en Holanda y los países escandinavos, cuyos índices de prescripción de antibióticos están entre los más bajos de Europa.

Datos clave según la OMS

  • La resistencia a los antibióticos puede afectar a cualquier persona de cualquier edad y en cualquier país.
  • La resistencia a los antibióticos ocurre de forma natural, pero el abuso de antibióticos en seres humanos y animales acelera el proceso.
  • La resistencia a los antibióticos es, actualmente, una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo.
  • Un número creciente de infecciones, tales como neumonía, tuberculosis, gonorrea y salmonelosis resultan cada vez más difíciles de tratar porque los antibióticos empleados para combatirlas están perdiendo eficacia.
  • La resistencia a los antibióticos prolonga las estancias hospitalarias, incrementa los gastos médicos y aumenta la mortalidad.

No basta con desarrollar nuevos medicamentos. El descubrimiento de antimicrobianos nuevo es demasiado lento como para compensar la rapidez con que los microbios están adquiriendo resistencia a los medicamentos antiguos.2 Necesitamos mantener la eficacia de los antimicrobianos que tenemos ahora. Igualmente importante es que dejemos de prescribir antibióticos de forma abusiva y apliquemos terapias más específicas.  

CONCLUSIÓN

El diagnóstico permite hacer un uso óptimo de los medicamentos existentes. Una sencilla prueba diagnóstica que indique la presencia o ausencia de infección bacteriana puede reducir enormemente el abuso de antibióticos. Utilice los productos anteriormente citados que HUMAN ofrece.      

Literatura

  1. Centros de Prevención y Control de Enfermedades. Ser conscientes del riesgo de los antibióticos: uso correcto, mejor cuidado | Contenidos | CDC. Disponible en línea (Centros de Prevención y Control de Enfermedades 2018) en: www.cdc.gov/features/antibioticuse/index.html (acceso el 28 de mayo de 2019).
  2. Reunión de las Naciones Unidas sobre la resistencia a los antimicrobianos. Boletín de la Organización Mundial de la Salud. 2016 Sep 1; 94(9):638-639
  3. Biografía (OMS) de la Dra. Hanan Balkhy; www.who.int/antimicrobial-resistance/interagency-coordination-group/hanan_balkhy_bio/en
  4. dx.doi.org/10.1136/bmjgh-2020-002396 ; 13-04-2021
  5. Meisner M. Procalcitonina: Experiencia con una nueva herramienta para el diagnóstico de infecciones bacterianas e inflamaciones sistémicas. J Lab Med 1999; 23:263-72
  6. https://www.bbc.com/news/health-34607822; 13-04-2021